¿Cómo prepararte para empezar un emprendimiento?

Actualizado: 16 de oct de 2020



Muchos nos enfrentamos al dilema de quedarnos en la zona segura o buscar iniciar un proyecto propio.


Actualmente muchos nos enfrentamos al dilema de quedarnos en la zona segura de tener un empleo estable aunque quizá rutinario, o buscar iniciar un proyecto propio que nos permita desarrollar nuestras ideas y aspiraciones. Aunque el segundo camino puede lucir más atractivo, también es claro que muchos no están dispuestos a asumir el riesgo de poner en juego los recursos materiales, personales y sociales que implica emprender.


En los tiempos que vivimos la incertidumbre que existe en torno a los factores socio-económicos que podrían definir el éxito o fracaso de cualquier tipo emprendimiento no puede ser ignorada, sin embargo no debemos dejar que la situaciones externas definan nuestros objetivos, en cambio podemos crear una serie de criterios y estrategias que nos ayuden a tomar decisiones más seguras en torno a nuestros proyectos.


Te puede interesar: Ventajas y consejos para salir de tu zona de confort


  • Investiga el mercado: Conoce las variables y tendencias tecnológicas, económicas, legales y sociales que se relacionen con tu proyecto para que puedas aprovecharlas en tu estética, publicidad, precios y toma de decisiones. Además busca quién es tu competencia para que no te vuelvas una repetición de lo mismo.


  • Aprender a tomar riesgos: Primero que nada, debemos quitarnos el miedo al fracaso para aceptar que todos cometemos errores y no hay nada de qué avergonzarse en esto. Tomar un riesgo sin duda significa sacrificar algo, pero lo más importante es que sin importar los resultados habremos aprendido algo.


  • Conoce casos de éxito: Conocer los secretos e historias de los más renombrados empresario es bastante útil, pero algo que muchas veces no nos molestamos en conocer son los casos donde un proyecto realmente funcionó para resolver las necesidades de un grupo de personas ¿Qué proyectos conocemos que hayan creado una solución o un cambio positivo más allá de haber generar inmensas cantidades de dinero?


  • Cuida tu estado mental: Emprender puede hacer que nos enfrentemos a situaciones desconocidas y generar mucho estrés, por eso es importante estar al tanto de nuestro estado mental y emocional, así como saber reconocer nuestros estados de ánimo para que no dejemos que emociones negativas empiecen a influir en nuestra toma decisiones.