Teóricos actuales de la educación que deberías conocer pt. 1/2

Actualizado: 16 de oct de 2020


En este artículo te presentamos 4 teóricos que han innovado lo que entendemos por educación en los últimos 10 años.



Conocer a los pensadores que están problematizando las ideas que tenemos acerca de la educación nos ayuda replantear nuestras prácticas y objetivos dentro del salón de clases. En este artículo te presentamos 4 teóricos que han innovado lo que entendemos por educación en los últimos 10 años.


Jacques Rancière


Filósofo francés que ha escrito acerca de estética, política y educación en su libro El maestro ignorante: Cinco lecciones para la emancipación intelectual en este texto plantea una visión de la educación que intenta hacer notar que la persona no necesita tanto de una institución como de su propia voluntad para aprender lo que desea.


El aprendizaje es un trayecto abierto y la labor del maestro más que dar un conocimiento es la de conducir al alumno. Rancière pone en duda el valor de la educación que parte de lo elemental a los más complejo, busca métodos abiertos, que omitan el elemento donde el alumno tiene que ser adoctrinado, se pregunta ¿Para quién son útiles las explicaciones? La lógica de la explicación es una regresión al infinito que no tiene por qué parar nunca, me puede explicar que es el cuerpo, y luego explicarme por qué eso es el cuerpo y además explicarme por qué me tienen que explicar si yo ya conozco mi cuerpo, el maestro y las escuelas ocupan la distancia entre aprender y comprender para convencernos de que necesitamos que no expliquen.


Puedes ver también: La pedagogía de Reggio Emilia


Por ejemplo, la lengua materna que no es enseñada por nadie, es lo que mejor aprendemos en nuestra vida, ésta más bien se aprende a través de corregir y repetir. Es entonces que el maestro constituye al incapaz por medio de la invención de la distancia de la explicación, explicar una cosa a alguien es demostrarle que no puede comprenderla por sí mismo, se mejoran las formas de aprender, pero nunca se sabe llega al fondo acerca de qué es comprender, prueba de esto son los examenes, instrumentos que solo simulan que el alumno ha asimilado o no un conocimiento.


Según Rancière la inteligencia está dividida en dos: la empírica que aprende por medio del azar y la repetición y la de la razón que procede por método y es comprobable. Una vez el maestro empieza a realizar su labor el niño se le arranca la inteligencia que hasta ahora le había servido, la empírica.