top of page

Los gastos que no consideraste para la universidad

Recuerdo que cuando era más chica no me daban asustaban los cambios de etapa, siempre fueron muy similares y emocionantes, ya sea de primaria a secundaria, de secundaria a prepa... A pesar de que los profes te dicen que te prepares porque todo va a ser distinto en el siguiente nivel escolar, terminaba siendo lo mismo pero con más permisos para salir y la hora de llegada cada vez se recorría un poco más.


Entonces, llegó el ascenso de preparatoria a universidad y por primera vez me temblaron las piernas al pensar dar ese nuevo paso. Llena de miedo por el cambio, y teniendo que elegir universidad a los 16 (no crean que por inteligente o algo así, sólo tuve la suerte de entrar antes al kínder, y no, mis papás no falsificaron mis papeles) aquí te van los gastos que no consideraste para la universidad:


1. Posibilidades Económicas:


Sé que es un tema un poco complicado y sobretodo INCÓMODO. Hacer cuentas y ver para qué te alcanza y que no, pues, no es la cosa más agradable que digamos. Probablemente los responsables de tus colegiaturas aún son tus papás, así que antes que nada pregúntales qué universidad(es) te pueden pagar y que no se vayan a endeudar de por vida por pagarla, créeme no vale la pena.


OJO: Recuerda tener esta plática desde la empatía, el cariño y la comprensión de ambas partes.


Y si van a hacer un esfuerzo, pregúntate ¿Eso qué implicaría? Tal vez ya no salir a comer, al cine o cosas de ese estilo, por más pequeñas o grandes que sean, considerarlas y evalúa si tanto tú como tus papás están dispuestos a sacrificarlo.


Sea cual sea la respuesta recuerda que existen universidades públicas que te ofrecen un buen nivel y que podrían ser una gran opción. ¡Ponte las pilas a estudiar y pasa el examen! Si tu plan es estudiar en México, aquí te dejo unas guías de estudio para la BUAP, UNAM, UAM, y la Universidad de Guadalajara.


1.1. Las Becas


En dado caso de que quieras aplicar para conseguir una beca, lo más probable es que lo hagas por dos razones: porque quieres ayudar a tus papás con los gastos, (aunque sabes que pueden pagar la colegiatura sin beca) o porque tu única opción para entrar a una escuela privada es por este medio.


Aquí te dejo algunas cosas que debes considerar: Primero que nada, las escuelas por lo general sacan dos convocatorias, la de otoño y la de primavera; OJO con esto, aplica para la de otoño porque es cuando las escuelas más tienen presupuesto y tienes más probabilidades de que te den un porcentaje mayor.


También te puede interesar: Cómo enfrentar los cambios


Revisa los distintos tipos de becas que tienen, que pueden ser: por convenio, excelencia académica, socio económica (toma en cuenta que en esta opción es muy factible que tengas que pagar un estudio socioeconómico, checa el precio) o deportiva, sé muy cauteloso/a en los requisitos, fechas y documentación que te pidan. Te recomiendo que si tu ingreso a una escuela privada depende de una beca, no descuides los procesos en las escuelas públicas, porque ya sabes, siempre es bueno tener un plan B.


Así mismo, es importante que tomes en cuenta los requisitos que deberás seguir una vez que obtengas esa beca: el servicio becario, cumplir con tu carga académica sin reprobar ninguna materia, llegar al promedio para mantener la beca que normalmente es entre 8.0 y 8.5, etc. Que no te tomen por sorpresa, cuida tu beca para que puedas mantenerla durante toda tu carrera.


1.2. Titulación


Ya sé, ya sé, apenas estás pensando en dónde vas a estudiar y ya te estoy hablando de la titulación, pero (siempre hay un pero), es un gasto que nunca se tiene considerado y que resulta ser bastante bastante costoso. Y que por temas de inflación tanto las colegiaturas como el título van a subir.


Incluso en las escuelas públicas tienes que pagar para obtener tu título. Recomendación: ahorra durante la carrera para que en el futuro sea una preocupación menos y en le momento no sepas qué hacer.


Sé que únicamente hablé de aspectos económicos, ¡qué tedioso! (yo lo sé), pero, sabemos que es de los más importante la mayoría de las veces para tomar una decisión. Así que por eso decidí extenderme un poquito para aclarar aspectos muy específicos.


Si creías que esto era todo, déjame decirte que definitivamente no lo es, próximamente estará la siguiente entrada para conocer otros factores para elegir universidad sin tener tantas dudas.


El futuro será un reflejo de lo que haces en tu presente”.


¡Nos vemos en la próxima!

 

Por: Carolina Blázquez

Graduada de la 8va generación ninja. Estudiante de Derecho en UPAEP. Como diría Fellini, creo que si algo te mueve no necesita explicación, y si no te mueve, ninguna explicación hará que te mueva.


19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page