La violencia de género dentro de las instituciones educativas

Actualizado: 16 de oct de 2020


La violencia de género es un tipo de violencia que afecta a las mujeres por el hecho de serlo.


La violencia de género es un tipo de violencia que afecta a las mujeres por el hecho de serlo, es decir, un atentado contra la integridad de una mujer que está basado en el presupuesto cultural de que las mujeres son seres inferiores y que lo hombres deben mostrar un dominio sobre ellas para perpetuar la subordinación del género femenino.


La violencia de género y el maltrato hacia las mujeres suceden de muchas maneras, como la violencia física, psicológica, social o económica, y está arraigada culturalmente por lo que puede suceder en todos los estratos sociales. Según datos del INEGI​, en México el 66.1% de las mujeres mayores de 18 años han sufrido algún tipo de agresión física, psicológica o sexual, siendo considerado, junto con centroamérica, como la zona más violenta para las mujeres fuera de una zona de guerra según la ONU.


Uno de los grandes problemas para enfrentar a la violencia de género es que pocas son las mujeres que denuncian las agresiones y menos son las veces en que éstas denuncias son escuchadas. El 88.4% de las mujeres que fueron agredidas en México no presentaron denuncia alguna, aparte el 97% de los casos denunciados ante el Ministerio Público por violencia de género no son procesados. Además de estos datos, en el apartado social la violencia de género está normalizada, por lo que es difícil tanto para las mujeres darse cuenta de los signos de violencia recibida, como para la sociedad admitir que existen una serie de prácticas normalizadas que ejercen violencia hacia las mujeres.


La violencia de género incluye prácticas tales como violencia sexual, maltrato físico, acoso sexual, violencia psicológica, acoso laboral, acoso escolar, tráfico sexual y feminicidio. De la totalidad de casos de violencia de género reportados en México, el 25.3% ocurrió en el ámbito escolar. Estos casos se han hecho notorios por la poca empatía y toma de acción por parte de las autoridades, quizá por la diferencia de estatus donde los estudiantes son inferiores a los maestros y directivos, lo que se suma a la inferioridad con la que son tratadas las mujeres en general.


Una de las razones que podemos encontrar al indagar acerca del por qué es difícil visibilizar y erradicar la violencia de género está en la normalización e invisibilización por parte de las instituciones, ya que estas solo reproducen lo que sucede en la sociedad en general. En las universidades son incontables los casos donde alumnas son ignoradas por las autoridades tras haber denunciado acoso o agresiones sexuales, las razones son conocidas: “Tú lo provocaste”, “No hay pruebas suficientes”, “Lo dices para llamar la atención” o “No eres una persona creíble”. Lo que este tipo de respuestas indiferentes generan es que la mujer que sufrió de violencia y haya logrado dar un paso al denunciar sea revictimizada, es decir, a través de la desacreditación de su denuncia ellas sienten que ser víctimas de violencia es su culpa o es algo que ellas causaron, mientras que el agresor queda impune.


También te puede interesar: El papel de las mujeres en la educación contemporánea