top of page

Disfruta tu tiempo libre (de verdad) pt.2

En la parte 1 de disfruta tu tiempo libre (de verdad) te compartí unos de los aprendizajes que obtuve este mes mientras me daba tiempo libre, esta entrada es la continuación de ese break en el que descubrí:


Lo que era descansar

el dejar de vivir en modo trabaja-duro-nunca-pares

y activar mi modo avión.


Para ti, que seguro también lo necesitas, aquí te dejo otros consejos para lograrlo:


Aprecia lo más posible.


A veces, pareciera que buscamos pretextos para que no nos gusten las cosas. Vivimos en una dicotomía digital, donde damos “like” o no, damos “swipe” a la derecha o izquierda. Realmente no nos detenemos a apreciar lo más pequeño. Deberíamos poder disfrutar los detalles, y de esa manera apreciar cada momento, cada persona, cada actividad, justo como es: sin sentirnos los jueces de cada uno de ellos.


Atrévete a admirar lo precioso en cada momento o persona con la que puedas coincidir.


Libera energía.


El estrés, la ansiedad y la depresión pueden moldear de forma significativa quienes somos. He encontrado muy útil hacer ciertas actividades para liberar toda la energía que se ha almacenado en esos estados bastante incómodos. El salir a caminar, correr, nadar, o hacer alguna actividad física casera, son grandes ejemplos.


Gastar toda esa energía que estuviste almacenando en lugares incorrectos te hará sentir mucho más libre y sin mucha de la presión que cargabas anteriormente.


Atrévete a jugar.


Tu tiempo libre puede ser: no hacer “nada” o desacelerar. Pero, nunca hay que olvidar que también lo es el pasarla bien, reír, bailar, aventurarte y jugar. Hay experiencias extraordinarias que normalemnte no nos damos oportunidad de vivir.


¿Por qué no darte una licencia total de vivirlo?

Casi cualquier actividad puedes convertirla con facilidad en un juego.

Es uno de mis valores de vida más importantes: sal a jugar.


Debo de admitir que esto me ha costado mucho más trabajo del que puedo expresar en palabras. No siempre la pase bien, y mucho menos estuve feliz o radiante durante todo el mes, tuve mis momentos de desesperación, hartazgo y aburrimiento. Pero estuve practicando –y entrenando– todo lo mencionado anteriormente y ha sido una experiencia maravillosa.


Te invito, que cómo yo, lo vivas durante un tiempo.


Y, cuando lo hagas, ¡Me encantaría leer tus aprendizajes!

 

Por: Lecu (o Santiago Lecumberri)

Líder fundador y maestro Jedi de Dédalo, más idealista que emprendedor, Licenciado en Psicología, Maestro en Desarrollo Empresarial, Educación y Psicoterapia Familiar, nunca deja de estudiar, a menos que sea para jugar -juega mucho-, experto en mazapanes y nieve de limón, ganó en preescolar como el mejor artista del salon Kinder 2 Rojo.

37 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page