top of page

¡Ayuda! ¿Qué hago cuando el cielo se cae?

Recuerdo que esa vez el cielo se me caía encima y mientras tanto todos seguían con lo suyo, o al menos eso sentía...


Quiero contarles la historia de cómo me convertí en el "Chicken Little" que supo qué hacer cuando el cielo se cae.


En la preparatoria tenía la vida de ensueño: muchos amigxs, me la pasaba riendo y disfrutando, en pocas palabras en mi mente rondaba la frase "equis, somos chavos", estaba seguro que no tenía de qué preocuparme.


Terminó esa etapa y con ella toda la confianza. ¿¡Qué se suponía que haría después!? La realidad, es que nunca lo había pensado y ahí fue cuando todo empezó a desmoronarse.


Quién diría que pasado el tiempo, en una sesión con mi psicóloga me haría la pregunta que cambiaría el rumbo de todo

"¿Qué sería lo peor que podría pasar si te detuvieras un momento para conocerte?"


Ahí me di cuenta de que seguía avanzando sin saber hacia dónde iba, no tenía metas y no me preocupaba tenerlas, sólo me preocupaba "no perder el tiempo" y cumplir con expectativas que ni siquiera eran mías...


Quiero decirte que no hay nada malo en parar y checar el plan, quizás el cielo no se está cayendo y tampoco el piso se está convirtiendo en lava, tal vez sólo necesitamos un tiempo para volver al camino.


¿A qué me refiero con parar?


Realmente hay mil y un formas diferentes de parar pero te dejaré mis favoritas hasta el momento:

1. Recostarte en el piso a estirarte y reflexionar.

2. Salir a la naturaleza, al parque o a la calle a caminar, respirar aire fresco y despejar tu mente.

3. Escuchar música mientras descansas y te envuelves en ella.

4. Una cita contigx; hacer ejercicio, meditar o ver una película ¡lo que gustes es bueno!

5. Si te es posible, viajar es una gran opción, ver el mar, el bosque, las montañas y disfrutar de ellos con total atención.


También te podría interesar: Juega cómo un niñx


¿Qué pasó conmigo? Por mí no te preocupes, el plan va a la perfección y que me leas ahora es parte de él. Todxs tenemos procesos diferentes. No es un camino fácil, mucho menos uno corto, pero date ese chance y al final todo eso que se derrumbó se reconstruirá mil veces mejor.


Ahora te toca a ti, espero que con esto no subas a tocar la campana con un refresco como lo hice yo.


Pd: si tienes la posibilidad, ve con un(a) psicologx, son lxs mejores aliadxs que pueden existir después de ti mismx.


 

Escrito por: Abraham Vega

Voluntario Digital en Dédalo. Estudiante de Pedagogía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Mis ideales van de la mano con una realidad en que la educación sea mirada y atendida verdaderamente desde su multidimensionalidad para que los procesos de enseñanza-aprendizaje puedan extenderse mas allá de las aulas, actuando como factor principal del cambio que tanto necesita la sociedad actual. Fiel creyente de que los mensajes que se transmiten con acciones pueden trascender más de una vida. Amante del Rap y la naturaleza.

85 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page