7 formas de practicar la inteligencia emocional

Actualizado: 16 de oct de 2020


La inteligencia emocional es un aspecto de la vivencia humana que ha sido olvidado por la educación clásica.

La inteligencia emocional es un aspecto de la vivencia humana que ha sido olvidado por la educación clásica, ésta nos ayuda a tomar mejores decisiones en nuestra vida, crear un mejor ambiente en nuestro alrededor y mantener una vida interior saludable.


Aunque podemos nombrar varias habilidades y beneficios relacionados con la inteligencia emocional o explicar lo que dicen los teóricos más reconocidos en el tema, la realidad es que la inteligencia emocional se desarrolla a través de la práctica consciente de acciones que nos ayuden a generar un bienestar anímico. A continuación te ofrecemos 7 formas en las que puedes comenzar a entrar en contacto con tus emociones y volverlas más positivas.


Puedes ver: 10 habilidades de liderazgo importantes



  • Conoce y localiza el origen de tus emociones: Una de las habilidades fundamentales de la inteligencia emocional es la autoconciencia, la capacidad de identificar y nombrar nuestros estados de ánimo. Pero no solo se trata de saber decir cómo nos sentimos, sino reconocer qué es la que causa esta sensación, y a qué cosas responde que nos sintamos así. Por ejemplo, noto que estoy molesto porque un amigo no responde mis mensajes, la inteligencia emocional nos ayudaría a identificar qué es lo que realmente me molesta de esa situación, si es que no me contesta o es que me siento solo o aburrido y quiero hablar con alguien.


  • No temas a ser vulnerable: Es común que desde pequeños existieran factores que nos impidieron entrar en contacto con nuestras emociones, tales como que nos regañaran por decir que algo no nos hacía sentir bien, que se burlaran de nosotros por llorar o, en la actualidad, que nos digan que somos muy sensibles. Sin embargo, debemos de intentar dejar atrás esas concepciones, para empezar a asumir que enfrentar nuestros sentimientos requiere de mucho valor y que las personas deben de respetar el trabajo que estamos haciendo sobre nosotros mismos.


  • Encuentra formas de mantenerte motivado: Mantener emociones positivas día con día es una tarea bastante difícil, pero podemos crear acciones que nos ayuden a lograrlo. Dedicar tiempo a un pasatiempo que nos apasione, conseguir frases o imágenes que nos inspiren, o inventarnos misiones que cumplir como preparar una receta extranjera o charlar con un compañero con el que nunca hemos hablado, son algunas formas en las que podemos volver nuestra vida un poco más placentera.


  • Acude a algún tipo de terapia emocional: Contrario a lo que muchos piensan, la terapia psicológica o emocional no solo es útil para personas con trastornos o patologías, cualquier persona puede acudir con un profesional de la salud mental para trabajar sobre su forma de ser, sus preocupaciones o problemas interpersonales, lo importante es estar abierto a la posibilidad de cambiar.