top of page

Las 4 claves para crear hábitos

A todos nos ha pasado que decimos: "Mañana empiezo a hacer ejercicio, sin falta". Sin embargo, pasa el tiempo y esta o alguna otra afirmación similar muchas veces se quedan pausadas y ese“mañana” nunca llega.


Si te cuesta trabajo formar hábitos, es posible que estés gastando tu energía en métodos no tan efectivos. Un hábito es una conducta que repetimos de forma rutinaria y automática. Es decir, es como programar a nuestro cerebro para realizar una acción de forma cotidiana.


James Clear, el autor del bestseller Habitos Atómicos recomienda cuatro reglas clave para formar hábitos y el día de hoy te los comparto, para que así termines con la pesadilla de siempre dejar las cosas inconclusas:


1. Hazlo obvio: Gran parte de nuestras decisiones dependen de nuestro entorno, entonces ¡modifica tu entorno a tu favor! Por ejemplo**,** si ****quieres formar el hábito de leer todas las noches, pon un libro sobre tu almohada al terminar de tender tu cama. Si quieres tomar agua más seguido, lleva tu termo a todos lados.


2. Hazlo atractivo: Este tip es excelente para desempeñar hábitos que al principio nos cuestan trabajo. La idea es ligar una acción que tienes que hacer, con una acción que disfrutas hacer. Por ejemplo, si te cuesta hacer ejercicio, intenta hacer a la par algo que disfrutes, como escuchar música.


3. Hazlo satisfactorio: Si encontramos satisfactoria una acción, es mucho más probable que la repitamos. Una forma de sentirnos satisfechos es llevar algún registro de nuestro progreso; por ejemplo, cada vez que cumplas con tu ejercicio del día, marca una X en tu calendario.


4. Hazlo fácil: Es preferible hacer 10 minutos de ejercicio diario durante dos semanas consecutivas, que hacer 60 minutos por solo un día. Al iniciar un nuevo hábito, hazlo lo más sencillo posible, de esta forma no te costará repetirlo al día siguiente. Y una vez ya formado el hábito, puedes perfeccionarlo o subir la complejidad.


Por último, te daré una recomendación que te será de gran ayuda. Si quieres formar un hábito, define muy bien cuándo y dónde lo vas a desempeñar. De esta forma pasa de ser una idea en tu cabeza, a un plan con fecha, hora y lugar, facilitando su cumplimiento.

Por ejemplo, puedes escribir en una hoja: “Todos los días voy a meditar a las 8:00 am en mi cuarto”. También puedes utilizar un hábito que tienes ya definido para anclar uno nuevo: “Todos los días voy a correr por 10 minutos después de meditar”.


Seré honesta contigo: la motivación está sobrevalorada. Cuando incorporamos un nuevo hábito a nuestra vida, es común que los primeros días estemos llenos de motivación, pero poco a poco puede ir desapareciendo. La buena noticia es que, si sigues todos estos tips, conseguirás algo mucho más importante que la motivación: la disciplina.


Espero que estos consejos te sean de gran ayuda, pues los hábitos son una herramienta fundamental para cumplir nuestras metas tanto personales como profesionales. Así que te invito a que empieces hoy a formar hábitos, y llegarás lejos.


“Somos lo que hacemos repetidamente" - Aristóteles

Fuentes: Clear, J. (2018). Atomic habits: tiny changes, remarkable results : an easy & proven way to build good habits & break bad ones. New York, New York: Avery, an imprint of Penguin Random House.

 

Por: Alejandra Alcalá Haddad

Graduada de la 8va generación ninja. Estudiante de Ingeniería biomédica de la Universidad Anáhuac, Campus México. Creo que la vida es un aprendizaje constante y que la felicidad no se encuentra, se construye. Amante de reírme de mis propios chistes todo el tiempo.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page