La diferencia entre capricho y necesidad y porqué es importante identificarla

Actualizado: 16 de oct de 2020


Es muy importante que le ayudes a tus hijos a diferenciar una de la otra, ésto te traerá beneficios a ti y a ellos.

“Lo quiero” y “lo necesito” son dos palabras que escucharás en muchas ocasiones con tus hijos, desde su infancia hasta su pubertad y juventud. Tienen un talento especial para hacer de un pequeño dulce o una playera de marca, algo de vida o muerte. Muchas veces los juzgamos como caprichosos, cuando en realidad somos nosotros quienes no les hemos enseñado a distinguir entre lo necesario y lo prescindible.


Es importante que, como parte esencial de su educación, le enseñes a tus hijos a distinguir entre una y otra, esto no solo te ayudará en su etapa infantil, sino que a largo plazo les ayudará a mejorar su forma de pensar, analizar y desenvolverse en la vida.


Pero, ¿Qué podemos hacer para enseñarles a diferenciar entre una y otra?


  • Cada vez que tus hijos te pidan algo que consideres un capricho, pídeles que lo escriban en una lista de “Cosas que quiero y no puedo tener ahora”, motivalo a que anote en su lista cada vez que surjan esta clase de deseos, y coméntale que si ahorra, cuando tenga el suficiente dinero ahorrado lo podrá comprar, o que quizá podría ser algún regalo para su cumpleaños o navidad. Es posible que con el paso del tiempo el interés disminuya o se vaya por completo, es aquí donde podrías aprovechar y explicar la diferencia entre capricho o deseo y necesidad.


  • Explícale, en términos que pueda entender de acuerdo a su edad, la diferencia entre uno y otro, puede ser con ejemplos como: “El aire que respiramos es algo importante y necesario para nosotros, porque si no respiramos, no podemos vivir, en cambio, ese juego puede esperar un poco más, porque no lo necesitas forzosamente en este momento para vivir”.


  • De acuerdo con el ejemplo anterior, y para que pueda aprender a diferenciar la necesidad del deseo, puedes hacer en compañía de tu hijo, dos listas, una de las cosas que él considera necesidad y otra con aquellas que son un deseo o un capricho. Hazle preguntas para que el mismo reflexione y, con el criterio anterior, las ponga en la lista. pueden ser preguntas como: ¿Tener una casa en Importante? ¿Lo que comes en el desayuno importa? ¿Ese videojuego en que lista puede entrar? ¿El apoyo de tu familia en cuál de las dos la pones?.


  • Dale ejemplos cotidianos que él entienda, quizás podrías dejarlo ayudarte a hacer la lista del super, la lista de preparativos para una fiesta, o su lista de útiles u horario de la escuela, y mientras la van realizando, que te vaya comentando que él considera que es lo necesario para cada situación, mientras le explicas por qué sí o por qué no. Esto le ayudará a razonar y entender, a través de la experiencia, un poco más de los conceptos de necesidad y deseo.