top of page

El Perfeccionismo NO es lo que parece

Una vez viendo un video muy random de tiktok, me salió algo tipo: “Qué decir cuando en una entrevista de trabajo te preguntan tus defectos”, claro que se mencionó el ser perfeccionista. Al decirlo en un aspecto, ya sea académico o laboral, resulta ser beneficioso porque das la impresión de hacer las cosas con un 110%. Sin embargo:


¿Cuáles son las repercusiones en la vida diaria con este complejo?

Alguna vez te has preguntado realmente, ¿qué implica ser perfeccionista?

¿Por qué se quiere ser perct@ cuando la perfección no existe?


En especial para mí esta entrada es un tanto personal y podría decir que incluso difícil de escribir, por el hecho de que sé de primera mano lo que es ser una persona perfectamente perfeccionista y por el hecho de querer alcanzar ese complejo inexistente muchas veces se convirtió en mi peor enemigo, ya que por miedo a no ser perfecta he dejado pasar muchas oportunidades o no intentar cosas por miedo a fracasar.


Por la misma razón quiero compartirte algunos consejos que me ayudaron y me están ayudando en este proceso de soltar este ideal sumamente dañino.


1. Reconoce que eres Perfeccionista


Ya perdí la cuenta de cuántas veces ocupé esta palabra o alguna derivación de la misma, pero si considero necesario en hacer énfasis, puesto que si tenemos tendencias a alcanzar la perfección es poco probable que reconozcas que tienes este complejo, puesto que se podría considerar como un error, paradójico ¿cierto?


El querer engañarse a uno mismo, solo deja repercusiones negativas. Por ello te invito a que de verdad reflexiones y hagas una introspección, con el afán de querer tener una vida y relación interna más sana. El primer paso para cambiar algo es RECONOCER, así que aquí te dejo unas características que te pueden ayudar a hacerlo.

  • Improductividad.

  • Posponer o retrasar una y otra vez el inicio de una tarea o proyecto.

  • Dificultades para terminar un trabajo.

  • Meticulosidad extrema y obsesión por los detalles.

  • Miedo a cometer errores.

  • Desmotivación ante las dificultades o pequeños fracasos.

  • Sentimientos de fracaso.

  • Autocrítica e insatisfacción constante ante tus logros.

  • Condicionar tu autovalía personal a los resultados obtenidos.

  • Exceso de comparación con las demás personas.


2. Tolerancia a la Frustración


Es bueno entender que la tolerancia a la frustración es aceptar la imperfección, que se van a cometer errores y que todo es parte de la curva de aprendizaje. Debido a que si siempre nos fijamos objetivos inalcanzables a pesar de que se haya puesto el máximo esfuerzo los resultados no van a dejar de ser insatisfactorios.


Aquí lo que ayuda o la parte de utilidad es que nos permite fijarnos objetivos más probables de cumplir, que nos permita estar satisfechos y el reconocer los logros; que con ello se genere motivación, a igual que aprender a superar obstáculos.


3. ¿Deberías o preferirías?


El cómo te hablas a ti mismo influye en la percepción que vas generando de las cosas y esto ayuda o perjudica la implementación de ideas, por esta razón intenta modificar la forma en la que te diriges hacia ti. Con esto a qué me refiero, me refiero a que cuando haces algo en realidad deberÍas hacerlo así o prefIeres/te gustaría hacerlo así. No todo lo que haces es blanco o negro, también existe una escala de grises.


Hay una línea muy delgada entre la excelencia y el ideal inexistente de la perfección y muchas veces esa línea es demasiado borrosa, poco fácil de percibir. Este proceso sé que puede ser demasiado complicado, créeme que lo sé, te lo dice la persona que antes se tardaba horas escribiendo un correo por miedo a que algo estuviera mal, ahora al menos ya los puedo enviar sin sentir angustia.


Acuérdate que los procesos no son rectos, parecen más una montaña rusa de Six Flags, pero depende de ti el querer hacerlo.


Referencias:

Área Humana. (2018). La búsqueda de lo mejor y el afán de superación: paradojas y otros efectos del perfeccionismo. Área Humana.

 

Por: Carolina Blázquez

Graduada de la 8va generación ninja. Estudiante de Derecho en UPAEP. Como diría Fellini, creo que si algo te mueve no necesita explicación, y si no te mueve, ninguna explicación hará que te mueva.

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page