Cosas que debes saber antes de entrar a la Universidad

Actualizado: oct 16

Universidad. Para algunos son recuerdos de nostalgia llenos de buenos momentos donde se compartían risas, lágrimas y sueños. Mientras que a otros les sabe a un trago amargo, un sentimiento sin descifrar que lo único que hace es que tu estomago colapse.

En nuestros años universitarios experimentamos cosas que quizá solo una vez en la vida sucedan, cosas que hubiéramos deseado estar listos para afrontarlas pero aquí el dilema... nunca estaremos preparados.


Es por eso que aquí te contaré algunas cosas que debes saber antes de entrar la Universidad.


Sin importar a que escuela vayas, NO define que trabajo tendrás.

Este es un gran mito entre estudiantes y al mismo tiempo un gran miedo. Pensamos que al estudiar en una escuela pública las posibilidades de tener un trabajo con "buena" paga son nulas o que al estudiar en una escuela privada las posibilidades son infinitas y... NO ES ASÍ. Las personas se ponen en el lugar en el que quieren estar. Es solo cuestión de poner tu potencial a trabajar para obtener lo que quieres o sueñas. Una persona sabia me dijo...

"Las personas chingonas son chingonas porque le chingan" así que ya sabes que hacer.


Hacer amigos puede ser muy difícil.

No todos seremos una bola de sol extrovertida y es probable que tengamos dificultades para hacer amigos y sabes ¡ESO ESTA BIEN! Sin embargo existen formas de hacerlo pero todo comienza contigo. Ten en cuenta que todos se encuentran en el mismo lugar que tú, quieren conocer a más personas. De todos modos, los amigos se hacen más fáciles al hablar sobre cosas que comparten en común. Si hay un club al que puedes unirte y hablar sin parar, es probable que otros también puedan hablar durante horas sobre lo mismo. Pero recuerda, lo más importante es que seas muy honesto contigo mismo y demuestres tu verdadero yo, tu luz, lo que tu eres y como eres en realidad sin esforzarte en ser alguien más, solo se tu mismo y comenzarás a vibrar a la misma sintonía que los demás.

Tu eres valioso, tenlo en mente y solo anímate y sonríe a todos.


No tengas miedo al CAMBIO DE CARRERA.

Una de las cosas que más nos da miedo al entrar a la Universidad es la famosa pregunta en nuestra cabeza: "Y si no me gusta, ¿Me cambio?" y la respuesta es ¡SI! No le tengas miedo a un gran cambio que podría ser la mejor decisión de tu vida. Cambiar tu especialidad incluso más de una vez es completamente NORMAL. Es algo que muchos tienen miedo de hacerlo, ¡incluso yo! Pero si no quieres arriesgarte a cambiarla, puedes acabar la carrera y comenzar otra, especializarte en eso que te encanta o hacer una maestría relacionada en un tema específico de tu agrado, nunca es tarde solo tienes que darte cuenta de ello y mantener tu mente abierta a los cambios.


La vida estudiantil y vida social.

Realmente es muy bonita y tu participación dentro del campus construye amistades duraderas. Existen tantas actividades y eventos en cada Universidad para integrar más a sus estudiantes que crean conexiones increíbles. Obviamente, no dejes que se interponga en el trabajo escolar y el sueño saludable, pero nunca estarás tan cerca de tantas experiencias inolvidables. ¡Nunca sabes lo que encontrarás!


Tu vida social es una gran parte de la experiencia universitaria. Involucrarse en el campus en clubes, organizaciones o deportes te ayudará a conocer gente nueva y a desarrollar amistades duraderas. La universidad también se trata de las personas que conoces, las experiencias que harás y los recuerdos que guardarás. Encontrarás a personas que te enseñarán lo bonito de una amistad y lo maravilloso que puede ser una hermandad.


Prepárate para una montaña rusa.

Algunos dicen que la Universidad son los mejores años de su vida. Si bien es probable que nunca tengas otra experiencia igual, estará llena de altibajos. Habrá momentos a lo largo de tu vida universitaria que pondrán a prueba tu fuerza de voluntad y es muy importante mantenerse fuerte y luchar a través de todo. Encontrar tu manera de adaptarte es un desafió normal que se hará más fácil con el tiempo. Te recomiendo que acudas por apoyo de familiares y amigos, incluso un mentor escolar, esto te ayudará a hacer frente a los cambios y disfrutar de esta corta pero larga gran montaña rusa.


Este viaje va más rápido de lo que crees.

Tanto si eres fanático de la universidad como si no, siempre habrá algo nuevo que aprender, alguien nuevo que conocer y nuevas pasiones que descubrir. Si odias la escuela, al menos usa tu tiempo para concentrarte en ganar dinero (que no es lo que aconsejaría), conocer personas y sus perspectivas de ver la vida y hacer otras cosas productivas para tu futuro. No salgas con solo un título ya que serían cuatro años para solo un papel. No seas esa persona. Haz que cuente.


Y sí, si te preguntas que tan rápido se pasa, más rápido de lo que te puedes imaginar. Lo dice una chica que está a un semestre y medio de graduarse de la experiencia más increíble que pudo haber vivido, llena de momentos y recuerdos que se guardan en su mente, corazón y alma para toda la vida. Donde conocí no solo lo bonito, lo feo, lo malo y lo bueno de la escuela, sino que conocí a otra yo.


Esos 4 años pueden ser los años más rápidos de tu vida, pero también los más llenos de acción. No precisamente comenzar la universidad debería sentirse como el final de la escuela. Toma como objetivo salir del otro extremo como una persona nueva, realizada, consciente de sí misma y con más sueños por cumplir.

¡Aprovecha al máximo tu experiencia y VÍVELA A LO GRANDE!



Por: Vivian Abigail De La Cruz García

Guerrera de Marca en Dédalo México, Estudiante de Comercio Internacional de la Universidad TecMilenio Campus Laredo. Interesada en la búsqueda de nuevas estrategias de aprendizaje para las nuevas, actuales y anteriores generaciones.

233 vistas

Dédalo México@ 2020