• Dédalo Redacción

5 cosas que afectan a tu hijos y podrías estar haciendo

Actualizado: mar 13


La relación madre-hijo o padre-hijo es tan estrecha y cercana que casi toda acción nuestra tiene una reacción en ellos y viceversa.

El hilo que conduce la educación que damos a nuestros hijos está completamente entrelazado con los comportamientos y actitudes que tenemos frente a ellos y frente a la vida. La educación que brindamos a nuestros hijos se da en todos los distintos espacios y momentos, las personas aprendemos por medio de la experiencia, es por eso debemos de reflexionar acerca de qué ejemplos estamos dando a nuestros niños, aquí 5 errores comunes en nuestros comportamientos que podrían perjudicar a nuestros hijos:


  • Invalidar cómo se sienten: Una práctica que tenemos muy interiorizada es rechazar los sentimientos de los otros porque nos cuesta trabajo entender la situación por la que están pasando, lo cual termina por causarnos temor. Al intentar minimizar los problemas de los niños cuando se sienten tristes, enojados o con miedo solo logramos que ellos mismos empiecen a reprimir lo que sienten lo que causa inseguridad, por lo que perdemos la oportunidad de procurarles el afecto que necesitan.

Te puede interesar: Consejos para ayudar a tus hijos en la escuela


  • Usar la fuerza: Muchos estudios de las neurociencias muestran que usar la fuerza física para regañar a tus hijos ocasiona que en un futuro las conexiones cerebrales que nos ayudan a identificar el miedo no funcionen óptimamente, lo que ocasiona que tengan problemas para distinguir entre aquello que es una amenaza y lo que no. Además aunque creamos que una nalgada o una bofetada no le duelen a nadie, la verdad es que no estamos enseñando nada a nuestros hijos con estos castigos.


  • No pedir perdón: Como padres quizá pensemos que siempre tenemos la razón debido a nuestra edad y posición, por lo que admitir que cometimos un error arruinaría dicho estatus. Lo realidad es todo lo contrario, tener la capacidad de admitir nuestras equivocaciones y poder pedir perdón ayuda a que nuestros hijos puedan juzgar que está bien y que está mal, mientras que los ayudamos a que aprendan que en la vida todos estamos aprendiendo.


  • Peleas entre padres: Cuando los padres ya no están juntos o están en el proceso de separarse las peleas y ofensas frente a los niños son muy frecuentes. Estas actitudes no solo dan un mal ejemplo acerca de cómo deben de manejarse las relaciones humanas y afectivas, sino que también harán que el niño piense que el amor es causa de enojo y angustia por lo que buscará encontrar culpables.

Puedes ver también: El papel de las madres en la educación contemporánea


  • Sobreprotección: Una excesiva protección por parte de los padres es una actitud casi natural debido a que queremos evitarles el menor sufrimiento posible. Sin embargo, no dejarlos enfrentarse a situaciones reales o decidir por ellos hará que en el futuro tengan que enfrentar ansiedad y frustración cuando no logren conseguir lo que desean siempre.



Fuentes:

Bárbara de la Macorra - Comportamientos que no deberías con tu hijo

Zuleyvic Adriana Cuicas - La importancia de pedir disculpas a tus hijos cuando te equivocas


Por: Andrés González

Investigador de Magia en Dédalo México, estudió filosofía en el Claustro de Sor Juana, está interesado en conocer nuevas pedagogías que respondan a las problemáticas contemporáneas.


#Padres #Hijos #Papá #Mamá

Dédalo México@ 2020