Las 4 enseñanzas que me dio mi mamá

“Mamá”... La primera palabra de muchos y una de nuestras favoritas cuando somos pequeñxs.


Si me lo preguntan, no recuerdo cómo empecé a hacer las cosas que ahora realizo más por sentido común que por otra razón, como: hablar, caminar, bailar... incluso hasta el comer con cubiertos. Sin embargo, si le preguntamos a mi mamá, seguramente tiene una gran anécdota que contar por cada una de las anteriores.


Como la vez en la que (según yo) sabía caminar muy bien pero fui directito a estamparme contra la pared; o cuando estaba jugando a las escondidillas y pensaron que me habían perdido (Spoiler: salí después de 10 min porque encontré una araña en mi lugar); cuando me terminé todo el bowl de chayotes que dejaron enfriando para la comida, etc, etc, etc.


No podíamos terminar el mes de mayo sin una entrada en la que habláramos de estos maravillosos seres. En honor a ellas, hoy quiero compartirte 4 de las mejores enseñanzas que me ha dejado mi mamá.


1. Esfuérzate y sé valiente


Es una frase que tengo tatuada… literalmente. Desde pequeña, aprendí a ver más allá del resultado de las situaciones. Mi madre me enseñó a valorar el esfuerzo que hay detrás.


¿Quieres lograr algo? Esfuérzate y sé valiente. Toma las riendas de tu vida y lo que es para ti, te encontrará.


2. Toda gran aventura comienza con un “sí”


¿Y si dices que sí? ¿Y si le dices lo que sientes? ¿Y si cambias de camino? ¿Qué pasaría si te lanzas por eso que siempre habías querido pero que no hacías por miedo?


Piénsalo por un minuto… ¿Qué sería lo peor que podría pasar? En la mayoría de los casos, the worst case scenario sería que te quedaras exactamente en el mismo punto donde estás ahora… De todas formas, si no lo intentas tendrás el mismo resultado.


Hoy, mi mamá te invita a que te avientes, Ya sabes: Por la anécdota. A que digas que sí a ese proyecto, sueño o meta. Date el sí a ti mismx y (en términos que sólo nuestras mamás entienden) rómpete una pierna.


3. Aprende a soltar.


A mi parecer, el crecer es como irnos convirtiendo en un gran rompecabezas de todas las experiencias, personas, entornos y recuerdos que vamos viviendo. Y en cada pieza, entregamos un pedacito de nosotrxs. Como todo rompecabezas, tenemos que seguir colocando otras piezas, aunque sea difícil soltar algunas.


Una de las cosas que más admiro de mi madre es que siempre ha sabido disfrutar y soltar cuando llega el momento. Convivir con ella y con su manera de ver el mundo, me ha enseñado que soltar no es equivalente a dejar de querer ni tirar todos los recuerdos que creamos.


Cómo dijo mi mamá algún día: "Todxs tomamos rumbos distintos, pero eso no significa que nuestros caminos nunca se volverán a encontrar. Soltar, aunque no es fácil pero sí necesario, te dará libertad y espacio para seguir recibiendo a personas/cosas que te ayuden a completar tu rompecabezas de vida".


4. “Ya nos falta menos que al principio”


Seguramente te ha pasado que tienes momentos en los que te estancas, te pierdes o no sabes cómo avanzar. Aquellos en los que añoras que llegue ese instante en el que puedas ver los resultados de todo lo que has hecho.


Se nos enseña que siempre tenemos que ver el camino que nos falta por recorrer. Fijar nuestra atención al medio kilometro que nos falta, en vez de reconocer y abrazarnos por los 4.5 km que hemos avanzado.


Te aseguro que si te das un chance de apreciar todo lo que has logrado notarás que, aunque aún te falte un tramo por recorrer, ya te falta menos que al principio.


Ay nuestras madres... ¿Qué haríamos sin sus valiosos consejos? Aunque el 10 de mayo ya haya pasado, intentemos que no haga falta un día en específico para celebrar y agradecerle a las super-heroínas de (no te hagas que bien que aplica lo que voy a decir) toda nuestra vida.


Si llegaste hasta acá, es momento de que dejes tu celular/computadora y corras a agradecerle a tu mamá. Sin trampas. Ve y me cuentas cómo te va.


Nos leemos pronto..

 

Por: Andrea Cardoso Ruiz

Líder de Speakers en Dédalo México. Estudiante de Psicología de la Universidad Anáhuac, Campus Puebla. Creo en un mundo al que todxs podamos llamarle hogar. Interesada en el estudio de la mente, la investigación y el baile. Estelar en los festivales de primaria y amante de la ensalada de manzana.


13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo