6 consejos para fomentar el liderazgo y la confianza en nuestros hijos

Actualizado: 16 de oct de 2020



Las habilidades de liderazgo en los niños son una combinación de muchas características,en algunas ocasiones son innatas, aunque esto no quiere decir que no puedan ser adquiridas.


El truco está en saber guiar e incentivar correctamente a los niños para fomentar en ellos las habilidades de un líder y estos 6 consejos te pueden ayudar en esta tarea.


1. Invierte en sus fortalezas y no en sus debilidades

Un error común que cometemos como padres es intentar regularizar a nuestros hijos en materias que no les interesan o en las que nunca han destacado, mientras dejamos en el olvido las áreas en las que se desempeñan mejor. Habría que preguntarnos qué es lo que más beneficiará a nuestros hijos a largo plazo, y qué les ayudará a desarrollar su mayor potencial. Por ejemplo, en lugar de invertir tiempo y dinero en una clase de regularización de matemáticas, quizá sea mejor encontrar alguna actividad dentro de las materias donde destacan nuestros hijos.


2. No los hagas responsables de tus miedos como padre

Muchas veces restringimos las actividades de nuestros hijos pensando que los estamos cuidando, cuando solo estamos proyectando nuestros propios miedos y preocupaciones en ellos. Cuando influimos en sus decisiones justificando que es por su propio bien, hay que pararnos a pensar si estamos considerando lo que nuestros hijos piensan o solo estamos reaccionando condicionados por nuestros propios prejuicios. Un ejemplo de esto es prohibir ciertos comportamientos considerados femeninos en los varones (no llorar, ser fuertes, no realizar actividades de niñas), o imponer roles de mujeres a las niñas (cocinar, obedecer a los hombres, no ser atrevidas) cuando estos son estereotipos subjetivos a los que los niños no tienen por qué someterse. Te puede interesar: ¿Cómo logro que mis hijos sean más independientes?


3. Fomenta las habilidades blandas

Está demostrado que las personas con habilidades blandas tales como la resiliencia, la inteligencia emocional o la sociabilidad tienen un porcentaje más alto de éxito profesional y personal sin importar su nivel de estudios. El mundo profesional exige no solamente conocimientos técnicos, sino competencias que permitan que nuestros hijos trabajen en conjunto con otras personas para lograr mayores objetivos. En este sentido los programas de Dédalo ofrecen una opción enfocada en el desarrollo de habilidades blandas para distintos niveles de educación.