¡Manos arriba! ¡Quítate el estrés que esto es un descanso!

Llevamos casi 2 largos años atrapados en una pandemia, ¡tanto que hasta parecen más!

Han sido dos años de clases virtuales, homeoffice y una cuarentena interminable en la que ha sido muy difícil convivir con nuestros amigxs y hasta con la familia, 2 años de aprender a acoplarnos a la convivencia virtual que al final nos deja con más ganas del esperado "regreso presencial".


Dentro de estos años, el estrés por la escuela, el trabajo y pendientes han ido en aumento desde el momento uno, pues contrario a las primeras expectativas sobre la vida en pandemia que nos decían que ocuparíamos lo digital como auxiliar de nuestra vida diaria, ahora, éste es el protagonista hasta de nuestra escolarización.


Y es que, el estrés y la falta de tiempo libre se han hecho presentes, la escuela y el trabajo en ocasiones ocupan más tiempo del que deberían hasta el punto de que nos vivimos estresados por todo aquello que no hemos hecho, todo aquello que deberíamos hacer y todo aquello que queremos llegar a ser, dejando de lado nuestros tiempos de descanso, de ocio y tiempos libres... llevándose consigo nuestra vida social, nuestro disfrute y nuestra salud mental.


Por eso, hoy te quiero hablar de 3 razones que nos han atormentado en este confinamiento y cómo dominarlas:


1. Lo que no he hecho: Tareas, pendientes, entregas próximas: una preocupación de toda la vida. Dejar cosas pendientes es un problema. Normalmente son cosas que debemos hacer sin ninguna otra salida porque de ellas puede depender nuestra estancia en trabajos o nuestra calificación en materias.


Estas son mejormente llamadas responsabilidades. Ahora, ¿Cómo me deshago de ellas?.

Dos palabras: Toma acción.

Procura hacer y/o estudiar lo que te gusta, así estas preocupaciones serán menores que la motivación por hacerlas.


2. Lo que debería hacer: Déjame adivinar: A que eres una de esas personas que siente la necesidad de ser productivo todo el rato, llenándote de trabajos para "no perder el tiempo". ¡BINGO! ¿Verdad?


El tiempo de ocio o tiempo libre no tiene que estar fuertemente ligado a la productividad.


Por si sólo, éste tiempo es muy satisfactorio (y necesario) para nosotros y nuestra salud mental (que es igual de importante que la salud física) y aunque muchas veces sacrificar este tiempo puede darnos muy buenas recompensas, hay que organizarnos correctamente para hacer todo lo que tenemos pendiente y para todo eso que creemos que deberíamos hacer, sin dejar de lado nuestros tiempos de disfrute o descanso, pues recuerda que tu paz no es negociable.


También te puede interesar: Organización para dummies


3. Aquello que queremos llegar a ser: Pensar en lo que queremos llegar a ser es complicado, pues siempre cuestionamos cuánto hemos progresado y en ocasiones vemos con malos ojos a nuestro crecimiento. Cometemos el error de compararlo con otro y entonces decidimos hacer más de lo que ya hacemos para alcanzar el camino de la persona que tenemos aún lado.


¡Calma! Para un poco, que tu proceso no es igual al de los demás y tus sueños tampoco. Aunque es importante mantener los pies en la tierra, debemos de empezar a preocuparnos más por nosotros y lo que estamos viviendo ahora.


Hablando aquí entre amigxs... ¡no te sientas mal por parar! Es de humanos reconocer que las cosas te están sobrepasando y es perfectamente normal querer descansar después de tanto esfuerzo.


En esta pandemia, debemos de entender que no hay porqué preocuparnos al ir poco a poco, recuerda que sólo así se construyen grandes imperios. Mejor, preocúpate por hacer bien y disfrutar que estás haciendo ahora.


¡Tranquilx! respira un poco, todo momento tiene una enseñanza, los momentos contigo son de los más fructíferos y de los que más te enseñan, haz más de aquello que te hace sentir relax, que suelta tu cuerpo y despeja tu mente, no importa qué sea, importa que los disfrutes, sólo así podrás conseguir organizarte para llegar a todo aquello que anhelas.


Ahora es mi momento de acostarme en el piso y escuchar mi música preferida… ¿Tú ya descansaste hoy?

 

Por: Abraham Vega

Voluntario Digital de Dédalo. Estudiante de Pedagogía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Mis ideales van con una realidad en donde la educación sea mirada y atendida desde su multidimensionalidad para que los procesos de enseñanza-aprendizaje puedan trascender más allá de las aulas actuando como factor principal del cambio que necesita la sociedad. Fiel creyente de que los mensajes que se transmiten con acciones pueden trascender más de una vida. Amante del Rap y la naturaleza.


77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo