Las cartas que nunca entregué

Como mencioné en mi entrada pasada (que si aún no lees, te la recomiendo), les voy a contar un secreto que me ha ayudado desde los 6 años a canalizar mis emociones, sacar algún dolor, establecer y cumplir una meta e incluso me ha hecho aprender a soltar.


Escribir


Te preguntarás: ¿Cómo es que escribir te permite hacer todo eso?... Bueno, deja te explico.


Existe una libreta llena de cartas hacia otras personas, sean conocidos, personas que me traicionaron, a mis padres, a ex amigos, incluso a mí misma.


La realidad: Ninguna de esas cartas ha sido entregada. Ninguna la he vuelto a leer. Esas cartas son únicamente un medio para sacar aquello que no me sirve y quedarme con lo que sí.


Santiago Lecumberri, una vez me dijo que una de las mejores formas para lidiar con la “tristeza” es hacer arte… y para mí (así como para muchos) escribir es arte. Si quieres intentarlo, te dejo algunas cosas que me han funcionado desde que inicié a hacerlo:


1. Numera las cartas: Numerar te ayudará a tener un orden y a ser consciente de cuántas veces lo practicas.


2. Escribe en un lugar que te de paz: Procura que cuando escribas, puedas hacerlo sin interrupciones, solo y en donde tú te sientas seguro.


3. Drena lo que sientas: El que estés en un lugar solo sin interrupciones te permitirá que cuando escribas puedas llorar si lo necesitas. Sé honesto y escribe todo lo que quieras.


4. Empieza con un saludo a esa persona: Muchos no tenemos ni idea de cómo iniciar cuando escribimos. “Saludar” nos ayuda a establecer una conexión entre el papel, lo que quisiéramos decir y lo que sentimos.


Escribir definitivamente nos ayuda a sanar o cicatrizar ciertas heridas que pudiésemos tener, así como conectar con a otros mismos y lo más importante: validar nuestras emociones.


Aunque esta, no es la única manera en la que se puede hacer y todos sanamos de distinta manera, espero que esta entrada les ayude a aplicarlo o los inspire a soltar aquello que les causa dolor.


Si tienen dudas de cómo hacerlo, no duden en contactarme.

Les quiere su amiga de confianza, Alex.


Por: Alejandra Mendívil Garza

Guerrera de Marca en Dédalo México. Estudiante de Ingeniería Industrial de la Universidad de las Américas de Puebla. Creo en una sociedad más humana y mejor preparada. Interesada en la optimización de procesos públicos, educativos y proyectos en pro al medio ambiente. Amante de los viajes, las sonrisas y de zoom.


112 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo