Introspec... ¿Qué? ¡Silencio Bruno!


¡Hola! Mucho gusto, en esta entrada me gustaría mucho hablarte sobre una habilidad que a veces pesa mucho y que tiene un nombre bastante difícil de recordar, lo bueno es que no necesitamos mucho para acercarnos a ella, sólo nos necesitamos a nosotros mismos (aunque claro que somos mucho, y hasta más).


"Introspección", ese es su nombre, una herramienta que cada uno de nosotros posee, pero quizás la recuerdes mas como “Bruno”, ¡aja! ¡adivinaste! Cómo en la última película que se estrenó en Disney, aunque claro, quizás sea más como el papá de Bruno o algo por el estilo, pues Bruno es nuestra consciencia, esa vocecita que nos susurra al oído cuando pensamos que hacemos algo mal o que hasta nos anima en muchas ocasiones, el que da cuenta de nuestra existencia en este mundo cuando a nosotros mismos se nos llega a olvidar. Puesto que ya ubicamos a Bruno, ahora vamos con nuestro protagonista, el papá de Bruno.


La introspección (o el papá de Bruno) se encarga de observar a nuestra consciencia y reflexionar sobre las acciones que ha llevado a cabo o las emociones que ha sentido, en otras palabras la introspección es esta acción de reflexionar sobre nuestra propia consciencia, evaluar nuestras acciones; comprender nuestras emociones y nuestros estados de ánimo, pero siempre en búsqueda de hacernos un bien, de admirarnos y hacer cambios en pro de ser una mejor persona, siempre mejor que el día anterior.


También te puede interesar: La magia de detonar curiosidad


¡Ojo!, sé que muchas veces hay que silenciar a Bruno para disfrutar el momento al máximo, pero dentro del disfrute hay que recordar siempre que nuestra paz no es negociable. También, es importante ser cuidadosxs con las emociones de otras personas:


Recuerda que todxs sentimos de distinta manera, ¡Pero sentimos!


Y, aunque tampoco es nuestra responsabilidad cómo se sienten los demás, sí controlamos lo que decimos/hacemos... de eso se trata la introspección.


Por último, ahora que sabes de que trata la introspección, te recomiendo que trates de practicarla en completa calma, sin embargo no hay nadie mejor para ayudarte y guiarte que un psicólogo/a, pues hay que ser muy cuidadosos con esta herramienta, y ellxs (además de salvarnos la vida en repetidas ocasiones) saben llevar este proceso tan cuidadosamente cómo es necesario, y hasta llevarlo a otros niveles en los cuales será de mucha ayuda para nosotrxs y en diferentes aspectos de nuestra vida.


¡No olvides cuidar de tu Bruno, pero ser un especial aliadx de su papá!


 

Escrito por: Abraham Vega

Voluntario Digital en Dédalo. Estudiante de Pedagogía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Mis ideales van de la mano con una realidad en que la educación sea mirada y atendida verdaderamente desde su multidimensionalidad para que los procesos de enseñanza-aprendizaje puedan extenderse mas allá de las aulas actuando como factor principal del cambio que tanto necesita la sociedad actual. Fiel creyente de que los mensajes que se transmiten con acciones pueden trascender más de una vida. Amante del Rap y la naturaleza.

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo