Hábitos que deberías de adoptar para mejorar tu vida

Durante los últimos meses de cambio, millones han tenido que adaptar sus responsabilidades al hogar, por lo mismo sus rutinas diarias se han tenido que modificar y con ellas se han generado diferentes hábitos y actitudes.


Hablaremos de tres hábitos y sus beneficios, para promover una vida sana, una percepción positiva de nuestra imagen y claro mejorar nuestra autoestima en los tiempos a los que nos estamos enfrentando.


Una orientación nutricional puede de un inicio inducir a comportamientos favorables respecto a su toma de decisión en alimentos. Con niños y adolescentes en pleno desarrollo los hábitos alimenticios repercutirán en la salud en general al llegar a una edad adulta. Por lo que los padres, amistades, maestros, psicólogos y comunidad en general deben involucrarse.


Enfocándonos en los adolescentes, para que estos puedan llegar a conseguir una estatura, fuerza y bienestar físico máximos, deben de comer suficientes alimentos nutritivos. El desarrollo de los huesos, los músculos, los nervios y otros tejidos requiere una buena nutrición. Las deficiencias están relacionadas con el retraso físico y mental, con una vitalidad reducida, menor resistencia a la infección, tensión premenstrual en las chicas e inestabilidad emocional.

Por otro lado, el ejercicio físico en constancia es otro de los hábitos que debe de ser promovido en las familias. Por mencionar algunos beneficios a la salud, de primera instancia en el exterior mejora la figura física de manera que se tonifica el sistema corporal, de manera interna mejora la circulación, las habilidades como de fuerza, agilidad, flexibilidad etc.


Además mejora su salud psicológica y mental liberando tensión nerviosa, depresión y ansiedad. La imagen corporal se ve favorecida, al igual que la autoestima y funcionamiento intelectual que aumenta de manera que su capacidad para realizar una variedad de tareas mentales mejora.


También te podría interesar: ¿Por qué ir al psicólogo NO es de locos?


El último hábito que debemos de adoptar es trabajar en el interior de uno mismo. Cuestionar, analizar y observarnos a nosotros mismos es de suma importancia, de manera que al conocernos podemos identificar nuestras emociones, sentimientos, gustos o disgustos contribuyendo a una autoimagen y concepción mucho más completa como individuos. Si bien estos tiempos nos han hecho reflexionar más sobre nuestro entorno con mayor razón debemos de trabajar en conocernos y que en la medida de lo posible generemos cambios en nuestros hábitos contribuyendo a una vida sana.


También te podría interesar: Este truco puede salvarte del estrés en el encierro


Estos hábitos de inicio pueden no ser sencillos, implican una constante búsqueda del balance y arduo trabajo sobre nuestras actitudes. Por lo tanto, en cuanto antes se trabaje, encontraremos mejores versiones de uno mismo, desde el interior hasta lo externo.



Referencias:


- Delval, J. (1994). La pubertad y la adolescencia. En El desarrollo humano (pp. 531-550). México: Siglo XXI.


- Rice, P. (1999). La imagen corporal. En Adolescencia (pp. 113-128). España: Prentice Hall.


Por: Mariana Gutiérrez Fonseca

Guerrera de Magia en Dédalo México. Estudiante de Psicología Educativa de la Universidad Pedagógica Nacional campus Ajusco. Creo que el ser humano es bueno por naturaleza y puede vivir en una sociedad más armónica. Interesada en el desarrollo humano, la infancia, salud y calidad de vida.

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo