top of page

Escuchar más, juzgar menos

¡Hola! que bueno que estás de vuelta en una entrada más. Esta vez habalaremos sobre un error que cometemos mucho los humanos, que por lo tanto está muy normalizado, tanto que se mete hasta nuestras casas y escuelas para adherirse fuertemente a muchas de rutinas cotidianas. Se trata de una acción:

JUZGAR

Segun la RAE (2020) juzgar es "Formar una opinion sobre algo o alguien" ¿Entonces porqué es malo juzgar?

  • ¿Cómo lo hacemos?

El problema no radica en la parte de formar una opinión ¡Claro que podemos y debemos hacerlo en algún punto! Es sólo que hay que tener claro un par de cosas:


1. No podemos juzgar a las personas antes de conocerlas.


Para empezar, es muy real que nunca terminamos de conocer por completo a una persona y por eso se vuelve peligroso idealizarlas o crear una opinion sobre ellas, ya que podemos llevarnos una sorpresa si dicha persona no cumple con nuestras expectativas o si las juzgamos de mala manera... ¡¿Te imaginas que pasaria si lo hacemos sin conocer a alguien?!


En primera, estariamos perdiendo la oportunidad de conocer personas maravillosas sólo por una mala práctica y es que muchas veces nos dejamos llevar por otros comentarios, por la publicación que compartió en la mañana o por su gusto musical.


2. Todes tenemos procesos diferentes.


Sé que quizás esto ya lo hayas leído hasta el cansancio, pero es que es algo que tenemos que tener en cuenta sí o sí, ya que de ahí nace muchas veces nuestro impulso de juzgar a otras personas tomando de referencia el lugar del proceso en dónde estamos nosotros.


Por ejemplo, cuándo hablamos sobre temas que hemos estudiado e investigado por mucho tiempo y hablamos con alguien que no tiene una opinión o una idea formada sobre dicho tema, pero es sólo por que no tenemos la obligación de estar al tanto de todos y por que quizás no le interesa indagar en ese tema o apenas comienza a hacerlo ¡No está mal! que nosotros le hayamos dedicado mucho tiempo no quiere decir que los demás deban hacerlo tambien.


Y también pasa con personas que tienen opiniones contrarias, hay muchos caminos de salida ante estas situaciones, pero pararnos a juzgar su proceso no se si sea la mas indicada, pues también podemos compartir ideas, proponer guías para si formación en dicho tema, aprender del proceso de la otra persona o apoyar a su proceso.


Escuchar más te hara juzgar menos, todes merecemos poder conocer a otras personas sin prejuicios ni malas miradas, y por el contrario, ninguna persona merece ser juzgada por sus gustos, sus ideales o su forma de ser. Y en caso de que estos ideales lastimen a la individualidad de otras personas lo mejor será aprender a comunicarlo asertivamente, no haciendo más daño.


Empecemos a fomentar una convivencia sana ¡Salgamos de esa esfera tóxica!


Y la próxima vez que te dés cuenta de estar juzgando injustificadamente o de mala manera a otra persona repítete:


Escuchar más, juzgar menos.


Es un proceso díficil y muchas personas estarán por delante o detrás de ti, pero recuerda que tienen derecho a vivir su proceso cómo mejor les venga, no te conflictues ni cargues cosas que no son tuyas...


¡Nos vemos en la próxima entrada!


 

Escrito por: Abraham Vega Voluntario Digital en Dédalo. Estudiante de Pedagogía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Mis ideales van de la mano con una realidad en que la educación sea mirada y atendida verdaderamente desde su multidimensionalidad para que los procesos de enseñanza-aprendizaje puedan extenderse mas allá de las aulas actuando como factor principal del cambio que tanto necesita la sociedad actual. Fiel creyente de que los mensajes que se transmiten con acciones pueden trascender más de una vida. Amante del Rap y la naturaleza.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page